Displasia de Cadera en Gatos por DVM Vanessa Carballés Pérez

Leandro Silva 700x463 - Displasia de Cadera en Gatos por DVM Vanessa Carballés Pérez

ACTUALIZACIÓN EN ENFERMEDADES HEREDITARIAS FELINAS
Vanessa Carballés Pérez DVM, Certificada en medicina felina por la ESVPS Diplomada en formacion contínua en oftalmología por la UCM Gattos Centro Clínico Felino www.gattos.net

gattos - Displasia de Cadera en Gatos por DVM Vanessa Carballés Pérez

Displasia de Cadera:

Mayoritariamente afecta a gatos de raza pura, sobre todo a gatos de razas robustas o de un tamaño mayor a la media como son el Maine Coon, British Shorthair, Persa y sus cruces, aunque también ha sido descrita en otras razas. Enfermedad hereditaria controlada por factores genéticos y ambientales, y transmitida por múltiples pares de genes, cuya acumulación se favorece mediante la endogamia.

¿Por qué la mayoría de los gatos con displasia son asintomáticos a diferencia de los perros?

-Su esqueleto es más ligero, y su masa muscular relativa es más fuerte
-Se vuelven muy sedentarios dentro de las casas, y sólo se mueven para comer e ir a la caja de arena
-No se sacan a pasear, y no se les ve en marcha forzada
-Los gatos aprenden a camuflar el dolor que sienten para evitar ser cazados, por lo tanto es muy raro ver cojear a un gato. Se van acostumbrando a soportar el dolor crónico, hasta que ya el dolor es insoportable. De todas formas, la sensibilidad al dolor en una misma alteración articular es totalmente distinta de un gato a otro.
-Presentan distintos cambios seniles y longevidad que los perros

¿Qué sintomatología presentan los gatos con displasia?

-Postura anormal de las extremidades posteriores: caminan y se sientan con las extremidades posteriores abiertas y orientadas hacia el exterior
-Recelos a que se les coja en brazos
-Rigidez articular, como si las extremidades posteriores los mantuvieran en mayor extensión
-Falta de motivación para moverse y explorar el entorno
-Crepitaciones articulares al subir escaleras, más manifiestas en las extremidades posteriores
-Dolor al adoptar la postura de orinar y defecar
-Torpeza o recelo a subir o bajar de sitios altos (buscan lugares intermedios para hacerlo, cómo una silla)
-Cojera intermitente

¿Cómo se diagnostica?

1. Método radiográfico tradicional:
-Radiografía de cadera en proyección Ventrodorsal (VD).
-En muchos gatos es necesario una ligera sedación para poder realizar la radiografía correctamente
-Extremidades posteriores extendidas y paralelas
-Rodillas ligeramente rotadas medialmente y con las rótulas centrales respecto a los fémures
-Pelvis y agujeros ovales simétricos y a la misma altura

En el gato no hay un estándar estricto como en el perro, pero el diagnóstico se basa en la observación de los siguientes cambios:

1) Subluxación de la articulación coxofemoral bilateralmente
2) Cambios morfológicos en ambas superficies articulares
3) Ángulo de Norberg-Olsson menor de 95º. El ángulo de Norberg-Olsson mide la laxitud o desplazamiento de la articulación coxofemoral respecto al acetábulo.
4) Aumento de la laxitud articular
5) Cambios degenerativos en las superficies articulares secundarios a los movimientos anormales

¿Te ha sido útil esta información?

Haz clic en una estrella para calificarla

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar nuestra publicación.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Compartir