Enfermedad poliquística renal (pkd) en gatos

man with cat allergy 2016 700x438 - Enfermedad poliquística renal (pkd) en gatos

EL PKD (Polycystic Kidney Disease) o Enfermedad Poliquística Renal es una patología renal común en gatos, principalmente de raza persa, exótico, británico, ragdoll y sus cruzas.

Enfermedad poliquistica renal (PKD) en gatos

Cuando una persona está interesada en adquirir un gato de las razas mencionadas o sus cruces, debemos hablarle de esta importante enfermedad congénita hereditaria que tanta gente desconoce e intentar diagnosticarla lo antes posible.

Las enfermedades congénitas son las que estén presentes en el momento del nacimiento, y algunas de ellas están determinadas genéticamente (o sea es hereditaria), como es el caso de la “Enfermedad Poliquística Renal (PKD)” en los gatos de raza Persa, Exótico, Británico, Ragdoll.

Esta enfermedad hereditaria se caracteriza por un progresivo crecimiento y desarrollo de quistes renales que destruyen el parénquima funcional, teniendo como principal (y más grave) complicación el desarrollo de una insuficiencia renal debido a la destrucción gradual de dicho parénquima al irse acumulando orina en los quistes. De ahí la importancia que tiene el diagnosticarla lo antes posible.

Su herencia es “autosómica dominante”, es decir, que la presencia de una sola copia del gen es suficiente para que la enfermedad se manifieste (si la madre está libre de dicha enfermedad, pero el padre la tiene, las crías la heredarán en alguna proporción es decir algunos gatitos serán positivos y otros serán negativos dentro de la misma lechigada). Es una herencia no ligada al sexo del gato, por lo que no importa si es macho o hembra, ambos pueden padecerla. De ahí la importancia de testear a todo gato de razas que puedan portar esta enfermedad (tanto machos como hembras), y no procrear con ellos en caso de que la tengan.

Al ser una enfermedad hereditaria, los quistes están presentes desde el nacimiento del gato aunque su tamaño es, al principio, de menos de 1 milímetro. A medida que el animal se desarrolla y va cumpliendo años, los quistes empiezan a crecer hasta alcanzar varios centímetros. Puede afectar a uno o a ambos riñones, llegando a encontrar entre 20 y 200 quistes. Los problemas aparecen cuando la parte sana del riñón no es suficiente como para que este órgano realice sus funciones, en ese momento aparece la insuficiencia renal, y dado que no hay tratamiento posible para su cura lo más probable es que el gato termine muriendo al poco tiempo, una vez que la enfermedad se “despierta”.

Los gatitos más afectados pueden morir por insuficiencia renal a las 8 semanas de vida, aunque no es lo común, siendo más normal que la enfermedad pase desapercibida hasta que el animal tiene varios años (una media de 7 años) y comience a mostrar síntomas de insuficiencia renal (ver más adelante) debido al crecimiento de los quistes.

Método para diagnosticar el PKD:

Test genético para determinar PKD1 el diagnóstico molecular ofrece la ventaja de la detección precoz de individuos asintomáticos portadores del defecto genético. Es un método eficiente, temprano y seguro para seleccionar a los gatos que se van a utilizar como reproductores. Hay laboratorios en nuestro país que tienen este servicio.

Se puede hacer entre las 5-10 semanas de edad. Como muestra se puede enviar:

– Un hisopo bucal tomando muestras del epitelio del animal.

Ecografía
El PKD se diagnostica fácilmente mediante ultrasonidos (ecografía), que permiten identificar la enfermedad en un estadio inicial de su desarrollo.El proceso dura solo algunos minutos, y no exige ningún tipo de anestesia.
Es muy importante que este examen lo realice personal especializado que disponga del instrumental apropiado.
De esta forma, el diagnóstico mediante ecógrafo de un animal de 10 meses de edad tiene un índice de fiabilidad del 98%.
La frecuencia del ecógrafo debe ser de 7,5 MHz-10MHz, con una escala de 256 tonos de gris (greyscale). Cuanto mayor es la frecuencia, mejor son los detalles que se pueden observar.

Síntomas de Insuficiencia Renal:

El animal nace con los quistes, que van aumentando de tamaño a medida que este crece. Los signos clínicos se presentan entre los 3 y 10 años. Debido a que la enfermedad se manifiesta después de la edad reproductiva, muchas veces se utiliza como reproductores gatos positivos para PKD, que no fueron testeados fehacientemente , cosa que debemos evitar.

Los signos clínicos que el propietario notará en casa son:

– Poliuria: Excesivo consumo de agua.
– Polidipsia: Aumento de la eliminación urinaria.
– Letargia.
– Anorexia.
– Vómitos.
– Pérdida de peso.
– Deshidratación.

Resumiendo, el PKD es una enfermedad que se hereda de padres a hijos, no importa el sexo. Debemos realizar un test de ADN (método más fiable) o ecografía antes de criar con ejemplares de las razas mencionadas, no usándolos como reproductores en caso de que la tengan.

ASI MISMO QUIEN ADQUIERA UN GATITO DE DICHA RAZAS DEBERA EXIGIR EL TESTEO DEL BEBE, O DE AMBOS PADRES.

Un padre y/o madre POSITIVO y el otro NEGATIVO
Hijos POSITIVOS Y NEGATIVOS dentro de la misma lechigada

Ambos padres NEGATIVOS
Hijos NEGATIVOS

¿Te ha sido útil esta información?

Haz clic en una estrella para calificarla

Average rating 4.3 / 5. Vote count: 6

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar nuestra publicación.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Compartir