Traer un gatito a casa

A cat fight 700x438 - Traer un gatito a casa

Todo nuevo

Los gatos son criaturas de hábito. Les gusta que las cosas sean predecibles y más o menos iguales día a día. Ud sacará a su gato de un entorno familiar, lo colocará en un vehículo ruidoso y en movimiento, y luego esperará que se adapte a un entorno nuevo, nuevas personas y quizás nuevos animales. Esto es mucho que pedir, y no importa cuán maravillosos sean ustedes y su hogar, incluso el gato más tranquilo es probable que esté muy estresado y nervioso.
Los gatos son territoriales, y entrar en un nuevo hogar los hace sentirse muy incómodos e inseguros. En la nueva casa hay demasiado espacio inexplorado, y quién sabe qué peligro puede acechar allí. Lo primero que el gato hara al llegar al nuevo hogar es explorar o esconderse para estar a salvo.

Antes de traer a su nuevo gato o gatito a casa

Asegúrese de tener una caja de viaje resistente y comoda para el viaje ya sea en automovil o avion. La mayoría de las veces, el viaje a casa puede estresar al gato y cuando ellos están nerviosos, se sienten más seguros en un espacio cerrado y controlado. Un gato suelto y desenfrenado puede ser un verdadero peligro para conducir, especialmente si baja por los pedales, o salta sobre su hombro. Tener a tu gato en un portador también puede ser útil en caso de que el gato vomite, orine o defeque, lo que algunos gatos harán si están nerviosos.

  1. Va a necesitar una caja sanitaria y arena sanitaria, la caja debe ser grande y cómoda y de paredes altas para evitar que la arena se derrame. Se recomienda tener una caja por cada gato en la casa. Existen distintos tipos de arena sanitaria, de arcilla aglomerante, arcilla no aglomerante, gel madera y hasta papel.
  2. Debe tener dos platos, uno para comida y otro para agua y debe ubicarlos a aproximadamente 40cm uno de otro para evitar que el agua se contamine con comida y ambos lejos de la arena sanitaria.
  3. El rascador es imprescindible ya que a los gatos le gusta afilar sus uñas. Cuantos mas invierta en rascadores, menos debera invertir en nuevos muebles 🙂
  4. Averigua qué comida y qué tipo de arena ha tenido el gato en la casa del criador para minimizar el número de cambios que tu nueva mascota experimentá .

Asegúrese de que en su casa no hay peligros y que el gato no podra escaparse. Proteja cables, pueras, ventanas y balcones.

El primer día

Coloque la comida, el agua, el rascador y la bandeja de arena en una habitación silenciosa que pueda cerrar, tal vez en un dormitorio adicional o un baño. Cuando traigas a tu gato a casa, colócalo en esa habitación y mantén esta habitación cerrada. Deja que explore esa área primero, que el gato salga de su caja transportadora por su cuenta; no trates de persuadirlo o inclinar la caja para expulsarlo. Los gatos son curiosos y la mayoría pronto saldrá a explorar sus alrededores. Dale tiempo para aprender que puede confiar en ti y que no eres un depredador. El gato tiene un muy buen sentido del olfato y puede ayudar a su transición si su criador te da un juguete o una manta que el gato haya usado frecuentemente en su anterior hogar.

La presentación a otros miembros de la familia

Presentalo a otros miembros de la familia lentamente. Pídeles que entren en la sala de uno en uno para acariciar y jugar con el gato. Trata de que los últimos en conocerlo sean los niños y qeu al hacerlo no griten.

Presentar a dos gatos

Aun si el gato que está adoptando es bueno con otros gatos, siempre existe la posibilidad de que surjan problemas al introducir extraños entre sí. Antes de llevar a tu nuevo gato a casa, creale un “territorio” separado donde tu otro gato no pueda acceder. Esta área debe estar equipada con comida, agua, rascador, una caja de arena, acceso a la luz solar natural y lugar de descanso cómodo. Deja a tu nuevo gato solo en este sitio varios días.
Una buena idea para adelantar la familiarizacion de ambos es acostumbrarlos de antemano al aroma del otro. Puede usar un par de medias, con una media acaricia a uno de los gatos especialmente en el cuello y debajo del menton y luego deja esa media en el sitio donde vive el otro gato. Haz lo opuesto con el nuevo gato visitante dejando la otra media donde está el gato residente.
Después de varios días también puedes intercambiar sus bandejas sanitarias y más adelante mudar al gato residente al lugar donde vive el nuevo gato y visceversa.
Cuando finalmente decidas juntarlos, no los dejes solos y hazlo siempre bajo tu supervisión. Al menor signo de agresividad o stress, sepáralos y nunca los obligues a estar juntos. Repite este paso gradualmente.

Feromonas

Si después de seguir estos pasos sigue habiendo estrés y peleas entre ellos, un spray o difusor de feromonas puede ayudar.




¿Te ha sido útil esta información?

Haz clic en una estrella para calificarla

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar nuestra publicación.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Compartir