Virus de Inmunodeficiencia Felina VIF

Dialoguemos con la ESI 700x467 - Virus de Inmunodeficiencia Felina VIF

¿Qué es el VIF?

VIF significa virus de inmunodeficiencia felina. El VIF generalmente causa un debilitamiento del sistema inmune del gato. Es la misma clase de virus que el VIH (un lentivirus); sin embargo, solo los gatos pueden contraer VIF. Las personas y los perros no pueden contraerlo.

¿Cómo adquieren los gatos el virus de inmunodeficiencia felina?

La ruta más común de infección es una herida por mordedura profunda de un gato VIF-positivo a otro gato. También se puede transmitir a través de la sangre, en el útero y de la leche de una gata infectada. Es muy raro que los gatos contraigan VIF solo por compartir cuencos de comida o por una persona que toca un gato VIF positivo y luego toca un gato VIF negativo.

¿Cuáles son los signos de infección por VIF?

No hay signos específicos de infección por VIF. Los gatos VIF positivos tienen un sistema inmunitario más débil, por lo que son más propensos a contraer infecciones, tales como infecciones de las vías respiratorias superiores, tiña y enfermedades de la boca. Aparte de eso, los gatos con VIF positivo tienden a vivir vidas normales y tienen una duración de vida normal.

¿Cómo sé si mi gato tiene el virus?

No hay signos obvios de VIF, por lo que la única forma de saberlo es realizar un análisis de sangre. La prueba de detección más común es una prueba ELISA (a menudo llamada prueba SNAP) realizada por su veterinario con un kit instantaneo. Esta prueba busca anticuerpos para VIF. Un anticuerpo es una proteína producida por el gato en respuesta a la infección por VIF. Un gato puede dar positivo tan pronto como dos o cuatro semanas después de la exposición, pero en algunos casos puede tomar hasta ocho semanas.
Los gatitos menores de seis meses de edad pueden dar resultados falsos positivos después de haber recibido anticuerpos de sus madres, ya sea en el útero o por medio de la leche. Pueden pasar hasta seis meses para que estos anticuerpos desaparezcan. Por lo tanto, es una buena idea volver a evaluar a un gatito que haya dado positivo después de cumplir los seis meses de edad.

Otro modo de testeo es llamado PCR (Polymerase Chain Reaction). Las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) están diseñadas para detectar segmentos del material genético de un virus. Esta prueba no se basa en la detección de anticuerpos contra FIV, sino que analiza la presencia del virus FIV en sí mismo (mediante la detección de ADN viral). Si bien las pruebas basadas en anticuerpos son pruebas de detección ideales para la infección, en ciertas situaciones (como confirmar la infección en gatitos con anticuerpos positivos o determinar la infección de gatos vacunados con vacunas FIV que provocan anticuerpos), las pruebas basadas en PCR son teóricamente superiores. Aunque los métodos de prueba de PCR son prometedores, estas técnicas dan como resultado un número relativamente alto de resultados falsos positivos y falsos negativos, por lo que no se recomiendan de manera rutinaria. Sin embargo, los avances recientes en esta tecnología han llevado a la esperanza de que las técnicas basadas en PCR puedan mejorar nuestra capacidad para diagnosticar con precisión la FIV.

¿Te ha sido útil esta información?

Haz clic en una estrella para calificarla

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar nuestra publicación.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Compartir